A fecha de 28 de marzo de 2015, la administración concursal señaló que todavía no habían reclamado las deudas un total de 77 compradores que adelantaron dinero para la compra de viviendas del Intempo,78​ que la mercantil contaba con once cuentas corrientes en cuatro entidades bancarias, todas ellas con saldo cero, y que la colaboración por parte de la concursada había sido nula.78​ Además, se sospechaba «si los 130 millones de euros de financiación que recibió Olga Urbana se destinaron por completo a la construcción del edificio o si pudo desviarse una parte a otros fines».79​ En palabras de Magdaleno, «la sociedad ni se ha personado en el concurso, las oficinas sociales no existen y la única documentación a la que he tenido acceso es la que pude conseguir en una caseta de ventas y poco más. Si le añades el cierre del Registro Mercantil por no presentación de las cuentas desde hace años, ya te da indicios de cómo ha sido gestionada».79​
↑ Saltar a: a b c Esquitino, Rubén (20 de julio de 2013). «InTempo, una incompetencia de altura». El País. Consultado el 3 de enero de 2016. «Según fuentes cercanas al corazón del proyecto [...] no se había tenido en cuenta el hueco del ascensor, como bien se ve en los diseños promocionales donde no constan los típicos espacios dedicados en las azoteas a los motores elevadores. [...] El espacio estaba calculado para un bloque de 20 plantas.»

Cual es el orden correcto de las etapas embudo de marketing

×